Sinopsis

PRISIONEROS DE PAX THARKAS
Título original: Prisioners of Pax Tharkas
© Morris Simon del texto. Cubierta de José Antonio Tassies. Ilustraciones interiores de Mark Nelson.
Primera edición publicada por Random House, Inc., © T.S.R., Inc., 1985.
Publicado en España por Editorial Timun Mas, S.A., 1986.
Traducción de Marta Pérez.

Páginas: 190
Secciones: 201
Ilustraciones de doble hoja: 0
Ilustraciones de una hoja:
12
Ilustraciones pequeñas: 7
Combates: 13
Enemigos distintos: 10
Finales distintos: 28
Dificultad: Fácil
Muertes automáticas: -

   En este libro eres Bern Vallenshield, un joven guerrero que vive en el valle de Crystalmir, situado en el continente de Ansalon del mundo de Krynn.

 

   Tras un largo viaje, vuelves a Solace, tu pueblo natal, para descubrir que ha sido presa de una catástrofe, al ser arrasado por un maligno ejército. Y no sólo eso, sino que los Dragones de los cuentos de tu niñez parecen haber regresado de nuevo al mundo.

 

   En medio de toda esta pesadilla, los supervivientes, entre los que se encuentra tu hermano menor, son hechos prisioneros y llevados para trabajar como esclavos a la fortaleza de Pax Tharkas.

Tú eres su única oportunidad de libertad. ¿Te atreverás a seguirlos y penetrar en la temible fortaleza, enfrentándote a dragones y a sus monstruosos servidores? ¿Qué se esconde detrás del ataque a tu pueblo, y quién es ese misterioso Verminaard, que se hace llamar Señor de los Dragones?

 

   Embárcate en esta aventura para descubrir las respuestas y liberar a tus amigos, pero ten cuidado aventurero, porque la fortaleza de Pax Tharkas guarda más secretos de los que te imaginas.

Enemigos
  • Draconiano
  • Dragón Rojo
  • Espectro
  • Goblin
  • Grifo
  • Hobgoblin
  • Oruga Carroñera
  • Perros guerreros
  • Zombies
  • Verminaard, Señor de los Dragones
Comentario
   Este es el primer título de la colección A&D y tiene como particularidad estar enmarcado en el mundo de Krynn, creado por Margaret Weis y Tracy Hickman en su famosísima saga de la Dragonlance. Por ello, a aquellos que conozcan los libros en los que se basa disfrutarán más de su lectura que el resto, a los que les parecerá una ambientación rica y detallada.

 

   El sistema de juego se basa en los típicos puntos de impacto (que definen la resistencia del personaje) y tres habilidades (Lucha, Observación y Esfuerzo Físico) con las que por medio de tiradas de dados intentaremos superar los desafíos de la historia. Se nota que al ser el primer libro de la serie, el sistema es de lo más simple posible.

La dificultad es muy poca; con un mínimo de suerte y de sentido común cualquier lector llegará sin problemas al final principal del librojuego.

 

   Aunque la historia pueda parecer interesante y original, en realidad no lo es, cualquiera que haya leido las Crónicas de la Dragonlance sabrá que la idea en la que se basa el librojuego (sin contar la ambientación y personajes secundarios) están extraidos de allí. Por lo demás, hay muchos tópicos, y esto incluye al protagonista y sus compañeros, que no aportan nada especial.

La trama del librojuego es muy lineal, haciendo que en el momento en el que nos alejemos del argumento principal la historia termine (aunque sea con un final “bueno”). Esta linealidad sumada a su facilidad hacen que sea un librojuego que no releeremos demasiadas veces.

 

   En definitiva se trata de un librojuego que pasa sin pena ni gloria, con una historia bien narrada, pero que sólo interesará algo más a los conocedores de la saga de la Dragonlance.