Sinopsis

FUEGO SOBRE EL AGUA
Título original: Lone Wolf: Fire on the Water.
© Joe Dever y Gary Chalk, 1984 del texto y las ilustraciones.
Primera edición publicada por Arrow Books, Ltd., Gran Bretaña, 1984.
Publicado en España por Ed. Altea, 1986.
Traducción de Ana Bermejo/ Alberto Martín.
Cubierta ilustrada por Ricardo Recio.
Páginas: 261
Secciones: 350
Ilustraciones de doble hoja: 3
Ilustraciones de una hoja:
19
Ilustraciones pequeñas: 46
Combates: 31
Enemigos distintos: 25
Dificultad: 1 combate cada 11 secciones
Muertes automáticas: 17

   "Cuarenta días, Lobo Solitario; nuestras fuerzas sólo podrán resistir al enemigo cuarenta días".

   Con estas palabras el Rey Ulnar despide a Lobo Solitario antes de que abandone la sitiada capital de Sommerlund con una única misión: Regresar con el único poder capaz de derrotar al enemigo: La Sommerswerd, la Espada del Sol.

   El Señor del Kai, debe abandonar la ciudad de Holmgard, sometida a un estrecho cerco por las fuerzas del Señor Oscuro, Lord Zagarna, por la única vía posible, el mar. Embarcado en la carabela, el Cetro Verde, el primer destino de Lobo Solitario es Port Bax, para después, continuar por tierra hasta la ciudad entre las montañas, Hammerdal, donde se encuentra bajo la custodia del Rey Alin, la Espada del Sol.

   Sin embargo, el enemigo está sobre aviso. Conociendo la importancia de la misión, cuyo éxito supondría una nueva derrota para los Señores de la Oscuridad, varios agentes han sido enviados para evitar a toda costa que el Señor del Kai llegue a su destino. Entre ellos, los temibles Helghast, criaturas de pesadilla, que harán cuanto todo lo posible para que Lobo Solitario fracase.

   Una desesperada carrera contra el tiempo aguarda a Lobo Solitario para liberar a Sommerlund de la destrucción, o morir en el intento.

Enemigos
   Entre paréntesis figura en primer lugar la puntuación de DESTREZA EN EL COMBATE, y en el segundo la RESISTENCIA, así: (D/R)
  • Helghast herido (22/20) Uno de las más mortíferas criaturas al servicio de los Señores de la Oscuridad. Inmunes a los ataques psíquicos.
  • Dorier y Ganon (28/30) Ambos hermanos, Caballeros de la Montaña Blanca, eran pasajeros de la diligencia que llevó a Lobo Solitario hasta Gorn Cove.
  • Marineros zombis (13/16) Son los cadáveres de marineros ahogados, alzados mágicamente para formar un terrible ejército.
  • Giaks (16/14) Estos giaks proceden de las islas piratas de Kirlundin, abordan los barcos arrojándose desde criaturas voladoras, los zlans.
  • Halvorc (8/11) Es un mercader casi arruinado, que, tras perder la mayor parte de sus bienes, abandona Ragadorn en diligencia.
  • Capitán zombi (15/15) A pesar de sus facciones deformadas por la muerte, Lobo Solitario pudo reconocer en el rostro del capitán zombi a un antiguo aliado.
  • Viveka (24/27) Es una mercenaria que abandona Ragadorn tras salir airosa de su última aventura.
  • Aldeanos (10/16, 11/14, 11/17) Se tratan de aldeanos de la aldea costera de Gorn Cove, dispuestos a defender su ciudad de cualquier peligro.
  • Szalls (6/9, 5/8) En la aldea de Gorn Cove conviven humanos y szalls.
  • Helghast (22/30) Los Helghast tienen grandes poderes, como la posibilidad de adoptar forma humana, y atacar con su poderosa fuerza mental.
  • Guardia de la atalaya (15/22) La guardia de Ragadorn constituye un verdadero peligro para los extranjeros.
  • Jefe de los ladrones callejeros/Ladrones (15/23, 13/21, 13/20) Ragadorn es una ciudad peligrosa, tanto por los criminales que acechan en las calles como por la guardia de la ciudad.
  • Sacerdote (16/23) Parsion, sacerdote sommerlundés, otro de los viajeros de la diligencia hacia Port Bax.
  • Caballero de la Montaña Blanca (20/27) La frontera de Durenor es custodiada por solitarios soldados de incuestionable lealtad hacia su país.
  • Drakkars (17/25, 16/26) Malvados guerreros al servicio de los Señores de la Oscuridad. Esgrimen como arma un enorme espadón que manejan con gran maestría.
  • Helghast (23/30) Los Helghast también formaron parte de la flota fantasmal asentada en el golfo de hola.
  • Tramposo (17/25) Jugador tramposo que hacía fortuna timando en Gorn Cove.
  • Maleantes del puerto (16/25) Estos maleantes son, en verdad agentes del enemigo, llevan tatuadas en la muñeca una serpiente, emblema distintivo del traidor al que sirven.
  • Marinero (18/25) Marinero de la ciudad de Ragadorn aficionado a echar pulsos, y a no perderlos.
  • Guardias (16/24, 16/22) Los guardias de Durenor vigilan todos los puntos estratégicos del país, como el puente que conduce a Port Bax.
  • Sargento, Cabo y Guardias (13/22, 12/20, 11/19, 11/19, 10/18, 10/17) El orden es mantenido en Gorn Cove por una patrulla compuesta por un sargento, un cabo, y cuatro guardias.
  • Guardia Fronterizo (16/24) Los rojos soldados de Durenor guardan la fontera de su país en solitarias atalayas de madera.
  • Drakkar (15/25) Los piratas giaks provenientes de las islas Kirlundin son acaudillados por los sangrientos Drakkarim.
  • Helghast (21/30) Inmunes a los ataques de armas corrientes, sólo pueden ser destruidos con armas mágicas.
Comentario
    Segundo libro de la saga de Lobo Solitario que, junto con el primero, podría decirse que forman una unidad, ya que en ambos la línea argumental se continúa, teniendo como escenario común el cerco a la capital de Sommerlund.

   En este segundo tomo se confirman algunos elementos que aparecieron en el primero y que constituyen la marca distintiva de la serie. Una carrera contrarreloj, en la que Lobo Solitario, va encontrando aliados que le ayudan a avanzar en su búsqueda y enemigos que pondrán todo su empeño en hacerle fracasar. El autor juega con el personaje, poniéndole sobre aviso de que su misión no es tan secreta como se pensara desde el primer minuto. A partir de ese momento la aventura se convierte en un viaje plagado de peligros. El autor va dejando un rastro de momentos en los que el protagonista debe hacer frente a los agentes de la Oscuridad que lo hostigan con un estilo que combina la acción y el misterio de un modo excepcional.

   Los momentos estelares son muchos y variados, a destacar, el viaje a través del Tarnalin, el túnel que atraviesa la cordillera de Hammerdal, la batalla naval en el golfo de Holm, que da título al libro, y por supuesto, cuando Lobo Solitario empuña por vez primera la Espada del Sol, entrando de esta manera en la leyenda de Magnamund. Añádense a esto dos notables enemigos para la posteridad, y el resultado es uno de los mejores libros de la serie.

Mapa